Al alcance de todos, miles de documentos de Independencia, Reforma y Revolución

(Notimex).- El Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), uno de los espacios del saber más importantes con que cuenta México, fue creado el 29 de agosto de 1953 a propuesta de los historiadores Rafael García Granados y José María “El Güero” Luján, además de Salvador Azuela, quien se convirtió en su fundador y primer director.

Azuela reunió a verdaderos sabios, supervivientes del proceso revolucionario: Francisco L. Urquizo (autor de las novelas de soldados mexicanos más gustadas), Luis Cabrera (ideólogo de Venustiano Carranza), Antonio Díaz Soto y Gama (táctico del Zapatismo), Jesús Romero Flores (último sobreviviente del Constituyente), Pedro de Alba (médico), y Diego Arenas Guzmán (escritor y periodista) y con ellos, fundó a esa noble institución.

Desde el 15 de enero de 2013, la doctora Patricia Galeana dirige ese instituto. Dijo que “ha sido un privilegio y un honor, como alumna de don Salvador, cuidar su obra, continuarla e impulsarla”. Docta en su área de estudio y afable en su trato, se puso cómoda en su sillón y apoyó las manos en el escritorio. Con un discurso tan claro como orgulloso, y voz firme y tersa a la vez, hizo un balance de estos cinco años de actividades.

“Quien tuvo la iniciativa de rescatar todos los documentos concernientes a la Revolución Mexicana fue mi maestro “El Güero” Luján, especialista en Porfirismo. Él consideró que no debían perderse los archivos y otros materiales de ese momento. Adolfo Ruiz Cortines, último presidente de México que participó en la Revolución, apoyó la creación del INEHRM”, dijo Galeana.

Entrevistada en ocasión del 65 aniversario de la corporación, la Licenciada en Historia, Maestra en Historia de México, y Doctora en Estudios Latinoamericanos, apuntó que Azuela dedicó 30 años de su vida a dirigir este instituto. “Cuando llegué a la dirección lo primero que hice fue abrir una librería y ponerle el nombre de ‘Salvador Azuela’; antes, los libros se regalaban a quienes se enteraban que había sido publicado un nuevo título”.

Tras decir a Notimex que Azuela programó en 30 años todo lo imaginable. “La idea de origen fue rescatar esos documentos, pero no había un espacio adecuado para tenerlos porque en sus inicios el instituto no tenía sede. Fueron llevados al Archivo General de la Nación (AGN) y las fotografías de la época fueron donadas por Diego Arenas Guzmán cuando fungió como director del extinto periódico gubernamental “El Nacional”, acotó.

En esta administración, Galeana se dio a la tarea de restaurar los documentos dañados que estaban en el AGN, aproximadamente el 70 por ciento. Ese fue un proceso laborioso casi artesanal y no lo podía digitalizar hasta restaurarlos.

Una vez concluida esa primera labor, en este momento ya se están digitalizando. Para las fotografías construyó una bóveda de seguridad climatizada con la temperatura adecuada, que garantiza su sana conservación.

El Fondo INEHRM está integrado por 32 mil 226 páginas documentales y 193 mil 500 piezas gráficas, mientras que en la fonoteca se tienen testimonios y conferencias de los últimos sobrevivientes de ese proceso histórico, desde que se creó el instituto hasta la actualidad.

“Deseamos digitalizar todo para garantizar que estén accesibles para todos los interesados y a la vez que no se pierdan ni se maltraten”, agregó.

En el caso de la fonoteca y la fototeca se tiene cerca del 40 por ciento de sus materiales ya digitalizados, y como parte también del plan de trabajo de la presente investigación, se han reeditado las obras que son fuentes primarias de lectura obligada, debidas a la pluma de los miembros fundadores del organismo, que al nacer se llamó Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, con las mismas sigla de hoy, INEHRM.

En este gobierno, la página web del INEHRM ha tenido, hasta hoy, más de 11 millones de visitas. Eso se debe a que, además de todos los materiales documentales que se han puesto en la red, el instituto imparte cursos que se transmiten en tiempo real y se puede acceder a ellos a través de la página.

De tal forma que cursos, conferencias, descargas de libros, documentos y discursos están siempre al alcance de todos los internautas, dijo.

La doctora Galeana explicó que los ejes fundamentales de su administración son preservar lo que ya se tiene, promover la investigación e impulsar la línea editorial.

“En este periodo hemos publicado 260 títulos, de los cuales 139 son sobre la Constitución y el resto de la Biblioteca INEHRM, que abarca Independencia y Reforma, y por otro lado, hemos establecido nuevos premios, ahora con nombres de historiadoras”.

Consecuentemente, a los galardones “Salvador Azuela”, “José C. Valadés”, “Daniel Cosío Villegas” y “Manuel González Ramírez” se han sumado los “Clementina Díaz y de Ovando” y “Bertha Ulloa”, respectivamente, para historia social y cultural e historia diplomática.

“Tenemos becarios y premiamos tesis de Independencia, Reforma y Revolución, y en este 65 aniversario homenajeamos a nuestros fundadores”, subrayó.

De tal suerte que con el propósito de conmemorar los 65 años del INEHRM, se preparó un ciclo de conferencias sobre sus fundadores, el cual se lleva a cabo todos los miércoles de agosto, a las 18:00 horas, en su edificio sede (Francisco I. Madero No. 1, en el centro de San Ángel en la Ciudad de México).

La primera conferencia, “México Revolucionario”, estuvo a cargo del historiador Enrique Semo y se realizó el pasado 1 de agosto.

Entre los académicos que participan en estas actividades conmemorativas se encuentran Gloria Villegas Moreno, Evelia Trejo Estrada, Araceli Martínez Arroyo, Luis Cabrera Cuarón, Óscar González Azuela, Jesús González Schmal y Rafael Estrada Michel.

Al considerar que el objetivo del INEHRM es investigar, difundir y conservar la historia de las tres revoluciones que marcaron el devenir de México, Independencia, Reforma, y Revolución Mexicana, se tienen programas de radio, redes sociales y un sistema de dar información cotidiana sobre los acontecimientos históricos.

Desde su fundación, el instituto ha editado más un millar de libros, que se han convertido en clásicos de la historiografía de las revoluciones de México. Durante la presente administración se han publicado casi 300, entre los que destacan los que integran la Biblioteca Constitucional, instaurada para conmemorar el Centenario de la Constitución Política de 1917.

Este material se pueden consultar y descargar gratuitamente en el portal http://www.constitucion1917.gob.mx/, de acuerdo con la historiadora Galeana.

Catedrática en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Galeana definió al organismo que dirige: “Es único en el país porque estudia las revoluciones, tema en el que México fue a la vanguardia varias veces: fue el primer país que abolió la esclavitud en el Continente Americano; en toda América Latina fue pionero en la separación de asuntos políticos y religiosos; y realizó la primera revolución social del Siglo XX”, concluyó.

* El Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México celebra 65 años de investigar y difundir nuestra historia

Por Juan Carlos Castellanos C.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *