América Latina debe consolidarse como una región industrial de progreso y bienestar social: Manuel Herrera Vega, Presidente de AILA

Durante la Primer Sesión de la Planeación Estratégica 2018-2020 de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA), realizada en Guadalajara, Jalisco, se contó con la participación de la Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales de Centroamérica y República Dominicana (FECAICA); la Federación Nacional de Cámaras de Industrias de Ecuador y la Cámara de Industrias y la Producción de Ecuador (CIP); la Cámara de Industria de Guatemala (CIG); la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN); así como México Innovación y Diseño (MIND); la Confederación Venezolana de Industriales; y en enlace remoto la Asociación Nacional de Industriales de Colombia y la Sociedad Nacional de Industrias de Perú.

En el evento, el Presidente de esta Asociación, Manuel Herrera Vega agradeció a los organismos de las naciones integrantes de AILA por la confianza y respaldo depositados en su persona para asumir el liderazgo de la industria latinoamericana, para el periodo 2018- 2020.

Indicó que asume este cargo con el firme propósito de promover entre los países de América Latina el enfrentar juntos los retos globales y desafíos comunes, así como incrementar las relaciones productivas y comerciales del continente para consolidarla como una región industrial de progreso y bienestar social. Destacó que uno de sus principales objetivos al aceptar esta encomienda, de la cual dijo sentirse muy orgulloso y comprometido como mexicano, será promover una industria latinoamericana de inversiones y encadenamientos productivos entre los diversos países latinoamericanos, aprovechando las ventajas competitivas y vocaciones productivas de cada país, así como impulsar y aprovechar al máximo el talento, creatividad y empeño de los habitantes de la región para la generación permanente de innovaciones.

Herrera Vega comentó que impulsar la innovación es una de las principales oportunidades para potenciar la competitividad económica y productiva de la región, y por ello es necesario vincular los esfuerzos del sector privado con otros sectores de la sociedad, como el académico y gubernamental, para concebir e impulsar juntos a la creatividad como valor agregado industrial latinoamericano. Agregó que uno de sus principales ideales es incrementar la vinculación de los industriales de América Latina con los demás sectores de la sociedad, para promover valores y mayores aportes de la iniciativa privada al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes.

Enfatizó que entre los compromisos más importantes que asume están:

• Contribuir a una América Latina más justa y de progreso cimentado en una producción sustentable y respetuosa del medio ambiente.

• Responsabilidad Social Empresarial, transparencia y combate a la corrupción como valores inherentes a industriales y empresas.

• Diálogo permanente y búsqueda de beneficios comunes entre industriales y trabajadores, así como incrementar y mantener firmes los vínculos industriales con el sector educativo de todo el continente, para relacionar directamente las necesidades productivas con la oferta de conocimientos y habilidades impartidos en universidades y tecnológicos.

En esta reunión se presentaron las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas de la Asociación Latinoamericana de Industriales, así como sus principales líneas de acción, que son:

  • Impulsar la industrialización de América Latina en el marco de la cuarta revolución industrial.
  • Promover en las industrias latinoamericanas la adopción de una cultura de sostenibilidad y responsabilidad social.
  • Generar mayor valor para los miembros de AILA.
  • Incrementar la visibilidad e incidencia de la organización.
  • Fortalecer a AILA como institución, así como sus recursos financieros, materiales y humanos.

Finalmente, se informó que para dar continuidad al proceso de planeación estratégica se afinarán las líneas de acción, se definirá una planeación táctica, así como una estrategia de seguimiento y medición.

Por: Manuel Herrera Vega
Presidente de AILA

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *