Cameintram de México solicita al nuevo Gobierno tomar medidas a favor de la marina mercante

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram), Luis Manuel Oce comentó que 50% de la flota de la marina mercante está parada y la construcción en astilleros es casi nula, según informó Vanguardia México.

El dirigente gremial reconoció que el país enfrenta “una debacle total de esta industria”, mientras que los buques extranjeros aprovechan esos espacios. Lamentó que México no sea una nación marítima ni naviera, a pesar de las extensas costas que tiene el país. De 350 naves que conforman la marina mercante, 170 están sin empleo.

Naves extranjeras

Aunque Pemex incluyó en su Programa Operativo Anual 2018 la compra de hasta 22.000 barriles diarios, adquiridos únicamente en el primer trimestre del año, la petrolera no hizo oficial transacción alguna.

El representante empresarial del sector marítimo sostuvo que las importaciones se realizan a través de buques extranjeros desde el mercado de EE. UU. De hecho, 80 buques extranjeros participan en el movimiento de la importación de gasolinas y crudo, a los que se les permite navegar con bandera mexicana, y sólo tres son nacionales.

Este tipo de crudo es empleado por Pemex para mezclar con el de tipo Heavy que se produce en los campos petroleros mexicanos, lo que permite un mayor rendimiento de los productos que se puedan obtener, como gasolinas.

Piden impulsar a la marina mercante

Por otra parte, el presidente de la Fundación México País Marítimo, Juan Carlos Merodio López, aseguró que la fuga de divisas por más de US$10.000 millones anuales continuará si el gobierno no implementa políticas públicas de largo alcance que impulsen la marina mercante nacional, una flota que se encuentra sensiblemente rebasada y que no figura en los registros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), según consignó Info-Transportes.

El dirigente que a su vez – es el senior-partner de M&L Estudio Legal- recordó que hace varios años el Estado Mexicano olvidó establecer este tipo de estrategias para impulsar la marina mercante, un instrumento estratégico en el desarrollo de cualquier economía medianamente importante y que actualmente las pocas naves mexicanas están concentradas en actividades pesqueras y de offshore como apoyo a la industria petrolera.

En consecuencia, a la falta de buques nacionales en el tránsito internacional existe una dependencia de los grandes consorcios marítimos globales, a quienes se les paga el flete por el transporte de bienes, al transitar por los diferentes puertos ubicados en el litoral de México, sin embargo, hay que estar sujetos a sus rutas determinadas y establecidas.

Por ello, Merodio López hizo un llamado a la administración entrante al Gobierno en México a otorgar una nueva oportunidad para contar con una marina mercante nacional, mientras diseña sus nuevas políticas de desarrollo.

Y agregó que además de ser una herramienta estratégica de comercio exterior, es un gran detonador de progreso económico. “Es una importante fuente de empleo por todos los servicios auxiliares y conexos que le son inherentes, como una forma más de lograr el desarrollo sustentable de nuestros mares y de beneficio para todos los habitantes de los estados costeros de nuestro país”.

En ese sentido, el senior-partner de M&L Estudio Legal dijo que le “llama la atención escuchar a funcionarios y especialistas que afirman que ante una eventual cancelación del TLCAN [Tratado de Libre Comercio de América del Norte] vamos a diversificar nuestros mercados o intensificar los ya existentes con otros países. ¿Y con qué barcos lo haríamos?”, afirmó.

Fuente: MundoMarítimo / Cameintram

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *