El fin de la muerte

A finales del siglo pasado los hombres de ciencia cambiaron uno o dos genes en gusanos y lograron alargarles cuatro veces la vida, este hecho tiene relación con un libro que recientemente se presentó en la Ciudad de México.

Llegó al correo electrónico como una más de las invitaciones cotidianas, sin embargo, se trataba de algo fuera de lo común.

Sobre fondo negro dos cráneos frente a frente y por encima de estos un título sentencioso: La muerte de la muerte.

Las palabras colocadas abajo de esta imagen invitaban a la presentación de ese libro y a una entrevista con uno de los dos autores, el ingeniero José Luis Cordeiro.

¿Qué es la muerte de la muerte?

Es mi nuevo libro, un best seller en España que trata sobre la cura del envejecimiento y rejuvenecimiento biológico, porque la idea no es vivir indefinidamente viejos sino indefinidamente jóvenes, esto se está experimentando actualmente con animales y en una década o dos décadas los estudios se habrán perfeccionado para hacerlo con humanos.

Egresado del Instituto Massachusetts, el ingeniero José Luis Cordeiro nació en Venezuela y ha residido en México, Estados Unidos y Madrid, no comenta más de sí mismo, casi la totalidad de sus palabras refieren al contenido de su libro.

¿Hasta dónde se ha avanzado?

En la última década se ha logrado duplicar la vida de los ratones, se ha logrado multiplicar por cuatro la vida de mosquitos y multiplicar por diez la vida de gusanos, claro son organismos más pequeños pero los ratones son un buen indicador, ya que los ratones y los humanos compartimos 90% del genoma y ya tenemos ratones que en lugar de vivir dos años o dos años y medio, viven cinco años, yo creo que en la próxima década vamos a tener ratones que vivirán 10 y 20 años, un ratón de 20 años sería un matusalén, serían mil años humanos.

El ingeniero menciona el caso de una mujer norteamericana de 45 años que está experimentando en su propio cuerpo procesos de rejuvenecimiento.

¿Qué es lo que hace?

Se inyecta telomerasa, sustancia que hace que las células madre se conserven jóvenes, es un proceso experimental que aún puede tener complicaciones, el riesgo de este tratamiento es que provoque cáncer. Sin embargo, hasta el momento, la longitud de los telómeros de esta persona que son biomedidores, indican que ha rejuvenecido cinco años.

El ingeniero Cordeiro comenta que en 1951 se descubrió que el cáncer no envejece, es biológicamente inmortal. Se extrajeron células cancerosas de una paciente que falleció en el Hospital John Hopkins, posteriormente continuaron alimentando esas células, de tal forma que siguen vivas y ya tienen casi un siglo.

La influencia de la telomerasa en el rejuvenecimiento de las células se descubrió por medio del cáncer.

Los estudios siguen avanzando y grandes empresas están invirtiendo en investigaciones al respecto.

Las grandes compañías de computación como Microsoft ahora que se ha secuenciado el genoma, han descubierto que cambiando unos genes las células se vuelven inmortales, lo que hace el cáncer, entonces Microsoft anunció que gracias a la secuencia del genoma se va a curar el cáncer en 10 años.

El ingeniero Cordeiro comenta que la empresa Google creó una filial llamada Cálico que tiene como objetivo curar el envejecimiento y ha invertido más de tres billones de dólares en Calico, son siglas que quieren decir, Compañía de California de la Vida.

Datos como estos están en el libro La muerte de la muerte de José Luis Cordeiro y David Wood, disponible en Internet, el dinero que se obtenga de la venta, se destinará a investigación.

Por: Miguel de la Cruz
Especialista en Cultura.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *