Exposición en museo V&A reflexiona sobre la moda y el medio ambiente

(Notimex).- El museo de artes decorativas más grande del mundo Victoria y Alberto (V&A) presenta una exposición que explora la moda y su impacto en el medio ambiente a través de 300 objetos que datan del año 1600 hasta la fecha.

Prendas de diseñadores como Alexander McQueen, Stella McCartney, Calvin Klein, Vivienne Westwood y Jean Paul Gaultier figuran en la muestra como un ejemplo del uso de materiales reciclables con un menor daño al medio ambiente.

La muestra presenta el vestido de Calvin Klein que lució la actriz Emma Watson (Harry Potter) en la alfombra roja del MET 2016 en Nueva York, hecho a base de botellas de plástico recicladas.

El “look” fue creado como parte del “Reto de la Alfombra Verde” para crear conciencia sobre la importancia del glamour y el uso de materiales alternos.

Otro ejemplo es un vestido del diseñador Tiziani Guardiani, creado con desperdicios de la industria de la uva y que funciona como una alternativa a la piel.

Además un vestido rosa elaborado con desperdicios plásticos encontrados en la playa para la marca H&M.

La muestra “Modelado por la Naturaleza” (Fashioned from Nature) recorre 400 años de la industria de la moda, que no siempre fue ecológica.

Por ejemplo, un vestido de 1760 requirió telas naturales de España, Italia y Medio Oriente, pieles de Rusia, así como plantas y metales sustraídos de Sudamérica.

La moda europea del siglo XVIII y XIX provocó la caza indiscriminada de zorros, lobos, mapaches, osos, ballenas y albatros, entre otros. Entre los objetos se encuentra un abrigo que requirió la piel de 32 lobos rusos.

Además la exposición presenta estolas, sombreros, bufandas y aretes a base de pieles de animales y plumas de pájaros exóticos.

En 1911, el profesor Homer R. Dill de la Universidad de Iowa reportó que “en todos lados hay huesos secándose en el sol, lo que muestra dónde los cazadores furtivos han apilado los cuerpos de los albatros después de quitarles las plumas y alas.”

Marfil, concha de tortuga y concha nácar eran extraídas de especies que hoy están amenazadas como lo muestra un corset que requirió de dientes y huesos de ballena para mantener su forma rígida.

En el siglo XVIII se comenzaron a introducir cambios en la moda con estampados de flores, animales y plantas inspirados en la naturaleza.

La muestra presenta una prenda con estampados de la flor nativa de México rhodochiton atrosanguineus o campana púrpura, que sirvió de inspiración para el abrigo “México en Wimbledon” en referencia a la flor cultivada por Charlotte Marryat en 1830 en su jardín de Wimbledon.

La moda evolucionó en los años 80 del siglo XX con materiales menos tóxicos y con una filosofía para crear menos desperdicio.

En años recientes, el activismo de grupos ambientalistas y de diseñadores como Vivienne Westwood o Fashion Revolution ha ayudado a la búsqueda de materiales alternos y de la manufactura de prendas de vestir con un menor impacto en el medio ambiente.

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Corresponsal

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *