Honda mantendrá inversiones a 30 años de su llegada a México

(Notimex).- El presidente de Honda de México, Hiroshi Shimizu, refrendó el compromiso de la armadora japonesa para continuar sus inversiones en México, después de que en 30 años ha destinado mil 720 millones de dólares en el país.

En conferencia de prensa después del acto de conmemoración de los 30 años de Producción de Honda en México, dijo que la compañía invierte todos los años en el país y prevé mantener este tendencia.

Desde la planta en El Salto, Jalisco, en donde se produce la SUV CR-V que se vende en los mercados de México y Estados Unidos, así motocicletas para el mercado mexicano y refacciones, el directivo señaló: “Nosotros invertimos cada año en México para continuar la manufactura”, tanto en este estado como en la planta de Celaya en donde fabrican la HRV y el Fit.

Sin embargo, señaló, aún no se tiene el monto de inversión para este año en México, pero es un hecho que la armadora continuará con su crecimiento en el país.

Y es que a pesar del retroceso en ventas de la industria en el país desde hace nueve meses, Honda de Mexico continúa su crecimiento.

Destacó que también el mercado de Estados Unidos ha mostrado un retroceso, siendo que se trata del mercado de exportación más grande para la marca, “entonces pienso que si bien tanto en el mercado interno como de exportaciones no será un año tan bueno, tenemos que sobrevivir”.

En torno a la expectativa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo que no tienen comentarios, pero esperan una solución en tanto que continúan los trabajos.

Honda de México inició su producción en marzo de 1988, en principio fabricando motocicletas y partes para el mercado local, a lo que luego se agregaron también autopartes para exportación y vehículos.

A su llegada México, el primer objetivo de los ejecutivos de Honda fue la búsqueda de un lugar adecuado para establecerse y al final se decidieron por la zona industrial de El Salto, en Jalisco, por factores como su ubicación geográfica, infraestructura, mano de obra calificada y oferta universitaria.

La construcción de la planta inició en 1986 y el 15 de marzo de 1988 comenzó operaciones con medio centenar de empleados en la línea de motocicletas fabricando un solo producto, pero ya estaba el plan para comenzar la maquila de partes metálicas para exportar y proveer líneas de producción de automóviles en otras plantas de la empresa.

En 1990 se realizó una expansión a la planta para la producción de autopartes metálicas para refacciones, principalmente para Estados Unidos y Canadá, y en 1993 comenzó también la fabricación de partes plásticas para refacciones.

Fue entonces cuando se decidió la incursión de automóviles en el mercado mexicano, aprovechando la nueva ley que permitía hacer importaciones de acuerdo con las exportaciones de la marca, por lo que se inició la construcción de otra línea de producción dentro del mismo terreno, que se dedicaría a la producción de autos con una capacidad inicial de hasta 10 mil unidades anuales.

En septiembre de 1995 se comenzó la producción del modelo Accord sedán como modelo 96, que comenzó ventas a través de cinco distribuidores. A partir de 1995 también esta planta comenzó la producción masiva de partes y refacciones para motocicletas, convirtiéndose en proveedor de varias plantas de Honda en Estados Unidos y Japón.

Dado éxito en el mercado mexicano, en 2004 se realizó una ampliación a la capacidad de la planta de autos para llegar a 50 mil unidades anuales y comenzó la fabricación de la CR-V tanto para el mercado local como para exportación a partir de 2006.

Luego se realizaron acciones para aumentar aún más la capacidad de producción dada la demanda de CR-V tanto en México como otros mercados, sin embargo, por estrategia global de Honda, a partir de 2017 se decidió consolidar la producción de CR-V para Norteamérica en Estados Unidos.

De esta manera, en México se concentró la producción de HR-V para diversos mercados en América, Europa y Asia, por lo que además de la producción en Celaya, la planta de El Salto produce también la HR-V.

Por Diana Domínguez. Enviada

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *