Una propuesta para México

En 2018, en la sociedad mexicana tenemos la oportunidad de reflexionar y decidir sobre nuestro futuro. Este año nos ofrece un espacio propicio para repensar lo que hemos logrado y cómo debemos enfrentar los retos que aún tenemos por delante. En el sector privado queremos ser un participante activo de esta discusión pública y promover un debate sustantivo sobre lo que el país necesita para crecer económicamente y alcanzar un mayor bienestar social.

Los empresarios hemos representado una fuerza que día a día impulsa el crecimiento y desarrollo económicos, y queremos ser protagonistas también de la construcción de un futuro mejor para México. El sector privado contribuyó con más de 86% de la producción nacional y, a pesar de la incertidumbre financiera, en 2017 la iniciativa privada invirtió más de 200 mil millones de dólares, un máximo histórico que, sin embargo, aún está lejos de nuestro potencial.

En los últimos 30 años, México ha sabido avanzar en grandes desafíos. Hoy tenemos 40% más de estudiantes en el sistema educativo; el ingreso medio de los mexicanos creció en casi 5 veces; y la esperanza de vida aumentó en 6 años, posicionándose por encima de América Latina y el promedio global. Tomando en cuenta la adversidad presentada en la esfera internacional, México se ha mantenido creciendo a una tasa anual promedio de poco más de 2 por ciento. Con estabilidad económica hemos avanzado en la solución de grandes problemas sociales.

En el Consejo Coordinador Empresarial creemos en un México en el que el individuo tenga la libertad de emprender y crear riqueza para sí mismo y para el país. Un México en el que las instituciones promuevan y protejan el trabajo honesto. Un México en el que se castigue con eficacia el crimen y la corrupción. Por eso hemos propuesto la Agenda México Mejor Futuro, con el objetivo de construir un país con más libertad, inclusión, responsabilidad, legalidad, justicia y sustentabilidad.

Nuestra propuesta consiste en establecer una base y cuatro pilares de desarrollo. La base es fortalecer el Estado de derecho y la seguridad pública. El fortalecimiento de las instituciones debe de ser una prioridad para todos los ciudadanos. En estas elecciones, es de vital importancia que cada uno de nosotros se pregunte ¿queremos un México de leyes o uno de compadres? ¿Queremos un Estado que funcione con instituciones o con privilegios? ¿Queremos que nuestro propio esfuerzo sea suficiente para avanzar o queremos depender de lo que haga el gobierno?

Se debe garantizar una sociedad segura, con cero tolerancia a la impunidad y la corrupción, con respeto a la ley y a los derechos de los demás, así como un acceso expedito e imparcial a la justicia. Consolidar el Estado de derecho en cada rincón de nuestra nación es indispensable para que la gente pueda vivir en paz y la economía pueda acelerar su crecimiento.

Sobre esta base, en el CCE proponemos cuatro pilares que ordenan las necesidades de la sociedad y el sector privado:

1. Mejores condiciones para el bienestar. Todo mexicano debe tener acceso a una red de protección social que garantice la educación de calidad, la formación para el trabajo, servicios de salud y seguridad social, así como la infraestructura y conectividad de clase mundial.

2. Economía abierta, competitiva, estable e incluyente. México sólo puede crecer a todo su potencial con una economía abierta al mundo, con condiciones para la inversión y la creación y operación de empresas que generen empleo, y fortalezcan un mercado interno competitivo.

3. Gobierno eficiente y transparente con instituciones sólidas. Necesitamos un gobierno que facilite la acción de las empresas, aligere los trámites de los ciudadanos y sea eficiente y transparente en la prestación de servicios públicos. Con instituciones democráticas que garanticen pesos y contrapesos efectivos entre poderes.

4. Impulso a la innovación como elemento fundamental para insertarnos exitosamente en el futuro y transitar de lo hecho a lo creado en México. Tenemos el potencial de posicionar al país a la vanguardia de la tecnología y la nueva revolución tecnológica global. Y para lograrlo, necesitamos apostar por la innovación, la creatividad y la calidad; que lo creado, diseñado y hecho en México sea el mejor embajador de nuestras capacidades

Desde el sector empresarial, estamos proponiendo México Mejor Futuro, una agenda integral de políticas públicas que verdaderamente fomente el crecimiento de la economía y el bienestar de las familias mexicanas. Esta agenda ha sido enriquecida con la participación de la sociedad y queremos que contribuya a ordenar la discusión pública. Los ciudadanos tenemos que fomentar que las campañas incluyan el debate sobre las prioridades nacionales y no sean simplemente un espacio de descalificaciones entre candidatos.

Por: Juan Pablo Castañón Castañón
Presidente del Consejo Coordinador Empresarial

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *